La melodía de mi vida

 

 

¿Recuerdas cuando allá nos encontramos?,

¿en aquel sueño?..

tu estabas tan seguro de ti…

y yo no sabía que esperar de mí misma.

Eran aquellas tardes que pasábamos juntos, ¿las recuerdas?

Tardes interminables y soleadas,

Momentos en los que siempre pudimos jugar en paz

“Sin calles que cruzar”… ¿los recuerdas?

He estado en muchos lugares, y he conocido a mucha gente

Y tú siempre me has seguido,

Porque hay sueños que nunca mueren…

Hemos recorrido cielos, y tierras lejanas,

con tus canciones viajamos por todo el universo, y regresamos

sembrando amistades por doquier.

cada semilla fue una flor que hoy brilla

en el campo de cada uno de nuestros anhelos

Podemos olvidar penas, y dejar atrás cuanto nos hiere,

podemos entender que nacimos sin fronteras,

nuestro pensamiento es libre, aunque a muchos les indigne

somos hijos del deber ser…ser nosotros mismos

Nuestra alma no se compra con dinero, no se compra con poder

Fuimos creados para encontrarnos, tu y yo y todos los que estamos

en este escrito…

Y ni la mente más insana, ni la magia más feroz,

ni la envidia más vil, ni el arma más potente nos separará jamás

“Estamos despiertos mientras soñamos y soñamos mientras estamos despiertos”*

Y entre sueño y sueño pasamos la vida, algunos comprendiendo el sueño y otros soñando que lo comprenden

Yo no me olvido, allí hemos de encontrarnos, en la tierra del Tartán y la Gaita, “el sitiù”.

 

*Montaigne

 

Valentina                                                   

 

This entry was posted in Poesia. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s